Clerkship

Conozca a Juan José Araguren

Juan José Aranguren (Beccar, 31 de agosto de 1954) es un ingeniero químico y ejecutivo empresarial argentino, que ocupó la presidencia de la filial argentina de la petrolera Royal Dutch Shell entre 2003 y 2015, además de Vicepresidente de Suministros para América Latina de la misma a nivel mundial, empresa a la que se incorporó en 1977.

Es referente del partido Propuesta Republicana en Energía. Mauricio Macri lo nombró como primer Ministro de Energía de la Nación, ejerciendo el cargo desde diciembre de 2015.

 

Presidencia de Shell

En 1977 se incorporó a Shell donde ocupó diversos cargos hasta que en 2003 fue designado en la presidencia de la filial argentina de la empresa angloholandesa.

En 2005, la empresa aumentó los valores de la nafta y el gasoil entre el 2,6% y el 4,2%. Como consecuencia, el presidente Néstor Kirchner llamó a un boicot por «aplicar aumentos abusivos», medida a la cual se sumaron diferentes organizaciones sociales.Esta medida tuvo una aceptación del 65% y provocó que las ventas de la empresa cayeran alrededor de un 60%. En el mes de abril, Shell revisó sus tarifas y redujo los precios.

En 2006 la Corte Suprema convocó al gobierno nacional, junto al de la provincia de Buenos Aires y el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para sanear el Riachuelo, y ordenó a 44 grandes empresas, entre ellas Shell, instaladas en la zona a entregar estudios de impacto ambiental. La decisión se debió a la demanda de 140 habitantes del asentamiento conocido como «Villa Inflamable», en Dock Sud, ubicado frente la refinería de Shell, donde las napas subterráneas que abastecen al conurbano están contaminadas con metales pesados, como plomo puro.

A raíz de este dictamen, en las inspecciones realizadas en la refinería de Shell en Dock Sud se detectaron seis incumplimientos ambientales y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ordenó su clausura. En esta se encontró que la planta extraía sin permiso 18,4 millones de litros de agua que saca por hora, incumpliendo con el Código de Agua de la provincia de Buenos Aires; no tenía las habilitaciones y pruebas periódicas de unos 700 aparatos sometidos a presión; se detectaron pérdidas y derrames de sustancias tóxicas, especialmente de hidrocarburos; y había una deficiente gestión de residuos especiales y peligrosos.

Entre 2006 y 2007 Shell fue sancionada con cincuenta multas por «insuficiente provisión de gasoil al mercado». En 2007. Asimismo, la Secretaría de Comercio denunció a la empresa y a su presidente, Aranguren, en particular por «desabastecimiento». En 2011, un juez dictó la falta de mérito y sostuvo que «sostuvo que “no se configuró el delito de desabastecimiento, porque no hubo una importante faltante de naftas”». En enero de 2014, bajo su dirección, Shell compró a un banco extranjero 3,5 millones de dólares a un precio de $ 8,90, cuando la cotización era de $ 7,10, lo que había disparado, en la city porteña, el precio del dólar saltó sin control.

Ganó un premio Fundación Konex en 2008, y en 2013 Alberdi a la Libertad.